¿Porque los tratamientos normales para Cáncer funcionan tan mal?

July 18, 2017

Cuando pensamos en cáncer, pensamos en una enfermedad de la cual recuperarse es raro, con un costo muy alto, cirugía, radioterapia y quimioterapia.

La tasa de éxito es tan baja que si buscases invertir tu dinero con esa tasa de éxito jamás lo harías. Pero ¿Que otra opción tiene la persona que normalmente acepta ese tratamiento? 

Incluso teniendo éxito en el tratamiento el paciente suele vivir bajo el miedo de una posible recaída de la enfermedad.

 

¿Que hacen los tratamientos convencionales?

 

Destruyen células cancerígenas.

Lo que no solemos saber es que nuestro cuerpo produce células cancerígenas y nuestro sistema inmune, en condiciones normales, las detecta y destruye antes de que crezcan en número. Solo se desarrolla la enfermedad cuando este mecanismo no funciona.

Un abordaje quirúrgico a las metástasis pasa por alto una pregunta obvia ¿Existen metástasis en algún otro órgano que desconocemos?

 

Cuando se aborda un cáncer, ya sea prostático, de mama, renal, etc hay varios aspectos comunes a todos los canceres que hay que considerar:

-la glucosa es la fuente primaria de energía de la célula cancerígena

-el ácido láctico producido por la célula cancerígena llega a hígado donde es reconvertido a glucosa para nutrir más células cancerígenas

-Se ha establecido que la glucemia aumenta al progresar la enfermedad, a su vez permitiendo a la enfermedad progresar (en un círculo vicioso)

 

A este punto llama la atención que se use suero con Dextrosa (glucosa) en pacientes internados con Cáncer. 

 

El cáncer debe ser tratado no solo como enfermedad si no como enfermedad oportunista que solo sucede en un huésped comprometido. Debemos mirar al paciente como un organismo multifuncional, con una respuesta inmune que es tan variada como las enfermedades que enfrenta.

Si no encontramos la manera de estimular esa respuesta inmune nuestras chances de tener éxito en el tratamiento de cáncer son muy bajas, y eso es exactamente lo que encontramos en los abordajes quirúrgicos y quimio/radioterapias.

 

¿Como van a ser las drogas capaces de reconocer las células cancerígenas si ni siquiera tu propio cuerpo pudo hacerlo? 

 

¿Que impedirá que estos fármacos destruyan tus células sanas?

 

Jamás en el tratamiento "oficial" del cáncer se ha priorizado el tonificar el sistema inmune. No solo no se prioriza, si no que la mayoría de los fármacos utilizados en la quimioterapia son supresores del sistema inmune, agravando la situación aún más.

 

Todas las enfermedades crónicas, incluido el cáncer por su extenso período de latencia, previo a dar síntomas, se deben a múltiples factores ambientales (varias estadísticas apuntan como mínimo a un 90% de la responsabilidad en generar la enfermedad crónica vs genética)

 

La buena noticia es que podemos controlar la mayoría de los factores ambientales, para evitar el deterioro de nuestro sistema inmune. Para un mayor éxito terapéutico debemos corregir estos factores (dieta, estrés, insomnio y psiquis entre otros)

 

Cualquier tratamiento que no aborde la raíz de una enfermedad esta destinado a fallar y será en el mejor de los casos, paliativo.

 

¿El sistema inmune falla de repente?

No!

Hacemos caso omiso a los fallos graduales en nuestro sistema inmune durante años.

Resfríos frecuentes, tos crónica, fatiga, depresión, obesidad, pérdida de la libido y otros cientos de síntomas nos avisan que un desequilibrio esta aumentando en nuestro cuerpo.

 

¿Que otras opciones existen?

 

-Alimentación, para nutrir a nuestras células sanas y no a las cancerígenas 

-Depuraciones corporales, para facilitar el trabajo del sistema inmune y librarnos de deshechos

-Acupuntura y homeopatía para tratar las causas subyacentes que llevaron a estos desequilibrios del sistema inmune

-Medicina ortomolecular, suplementando lo que nuestro organismo necesita para destruir células cancerígenas

 

El objetivo es hacer que las células cancerígenas no puedan reproducirse y tonificar el sistema inmune. ¿Por que alimentarlas? Estas células no pueden usar proteínas o carbohidratos complejos para alimentarse, mientras que las células sanas si pueden hacerlo.

Adaptarse a una dieta lo más fisiológica posible, alcalina, que permita el desarrollo de celulas normales y no cancerígenas es solo apelar al sentido común.

 

Mantener una alimentación libre de hidratos de carbono simples y carcinogénicos como la dieta alcalina que fortalezca las células NK del sistema inmune es la base nutricional de la prevención, no solo de cáncer, si no de muchas otras enfermedades.

 

Dice el pionero en estas terapias, Dr. Atilio Vera:

"La gente esta dispuesta a hacer colas inmensas para comprar productos y comidas caras, que deterioran su salud y prueban todo tipo de cirugías y quimioterapias antes de abordar su enfermedad con tratamientos naturistas comprobados porque es más fácil no hacerse cargo de su propia enfermedad que entender su enfermedad y cambiar para sanar"

Múltiples estudios demuestran que la tasa de efectividad de la vitamina C intravenosa duplica las tasas de éxito de quimio/radioterapia, sin efectos secundarios, y esta es solo UNA de las múltiples herramientas que se utilizamos normalmente en la práctica para abordar la enfermedad.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive